Bloggers

Guitarra Hechicera

Un relato emotivo, casi nostálgico, que enaltece la imagen autentica del mentor que instruye al aprendiz. Enseña y entrega el obsequio de la experiencia, convirtiéndose en el símbolo de las aspiraciones del aprendiz. Un personaje que deja un legado a su sucesor.
El fin del la instrucción, hay que partir para que otros vengan en mi lugar, y emprendas tu propio viaje.

Inventar mi verdad

Somos música en el aire, nuestros acordes suenan brindando melodías que el viento eleva por campos y ciudades, somos sonidos de guitarra dejando a nuestro paso ritmos y sones.

Hace una semana despedí a un buen amigo, por edad podía haber sido mi padre, fue mi maestro, mi guía, mi compañero de juegos y de escenarios.  Parecido a un personaje de la pantalla blanco y negro de los años cincuenta, atento, educado, todo un caballero.  Montamos repertorio de compositores mexicanos empezando por Agustín Lara, luego abordamos a Consuelito Velázquez y estábamos montando temas de Gonzalo Curiel, su amor por la música mexicana era contagiosa, grandes y chicos fuimos tocados por su pasión.

Siempre conseguía arrebatarnos una sonrisa con sus bromas y ocurrencias a pesar de su apariencia formal, las horas de ensayo pasaban volando, mi amiga la violinista avanzo a pasos agigantados, a mí me ayudo a disciplinarme, bajo su…

Ver la entrada original 241 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s