40 días en el Desierto

DÍA VI (3)

PARADOXALMOR

Cheryl me lleva a la habitación, en cuanto abre la puerta me doy cuenta que es muy agradable y cuenta con aire acondicionado, cama matrimonial, HBO, refrigerador y microondas.
La luz matutina entra por la delgada linea de la cortina en diáfanos rayos e iluminan la habitación en un deprimente claro oscuro. Una vez que Cheryl se fue tuve un momento a solas, me siento en el borde de la cama con la mirada en el vacío.
Comienzo a sentir una carga que me abruma, mi cuerpo se siente liviano pero en el pecho una fuerza que me oprime, envuelto en el silencio de la oscuridad cubro mi rostro, en ese momento algo se desplomo dentro de mi.

¿A dónde va esa valentía que me abandona?

Miro las palmas de mis manos y en ellas encuentro cada una de las gotas llena de recuerdos y lugares en los que desearía…

Ver la entrada original 157 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s