Carlos Reeves

Soy un soñador, no un escritor.

¡Hola! Me da gusto hayas venido, imagino que quieres conocerme, pero te equivocas si esperas el extracto de la biografía de mi vida, solo te diré lo que realmente necesitas saber.

Lo primero es que no soy Carlos Reeves, soy el mundo que existe en su interior y creé este sitio para llegar a él.

Soy como cualquier otro que le gusta leer y escribir, no estudié literatura y tampoco sé de grandes autores.

La razón por la que comencé a escribir es porque desde niño tomaba esos cuadernos Scribe de hoja blancas y dibujaba todo el día. Esos personajes y escenarios empezaron a tener una narrativa, entonces tuve que escribir sus historias y saber dónde terminarían.

Tengo problemas para concentrarme, si un colibrí vuela por mi ventana me la puedo pasar observando cómo se alimenta de las flores, incluso si se va, pareciera que me lleva con él a un mundo imaginario.

Soy perfeccionista, escribir es un trabajo duro.

Poseo una rivalidad contra las palabras y los renglones que conspiran en mi contra, paso horas editando y leyendo para aplacar su rebeldía. Antes me limitaba ocultarlos después de escribirlos, temía que lo leyeran y vieran semejante lío.

Pero todo cambió cuando descubrí que hay personas que pasaron por las mismas rebeliones. Keanu Reeves, Steve Jobs y Scott Fitzgerald.

Soy un soñador, no un escritor.

Claro que deseo lectores, premios y escuchar aplausos en la presentación de mis obras en la Feria internacional de libro en mi ciudad, y todo ese reconocimiento de mi talento, pero como dice mi prima Caro “Un paso a la vez”.

Escribo porque es el camino para llegar en mi, encontrarme y ser uno otra vez.

Yo no voy a ti, te invito que a vengas a mí.

El Zorro Extraviado

Soy un explorador de los sentimientos, la ciencia, la mente, la aventura, la muerte y sobre todo de Dios. Es aquí donde encuentro un nicho para narrar la relación humana que lastiman mi espíritu y la paz de mi conducta, los sentimientos íntimos de nuestras diferencias, la lucha de hacer el bien y encontrar la redención en ello.

La maldad de aquella persona puedo ser mía y existe una frontera en la que todos podemos sanar.

En la vida diaria soy Copywriter y Content Marketer en una Consultora de Estrategia en Marketing Digital y Análisis de Datos; me titulé como Realizado Audiovisual y fui seleccionado estatal del equipo de esgrima.

Esa no es mí historia…

Carlos Reeves