Bloggers

Tío un chocolatito y mi pan, si es tan amable.

Dulce y apetitosa, una extraordinaria pieza de oro de las bondades que España heredo a México. En este mes patrio recordemos el capricho que nos une.
¡DIOS SALVE EL PAN DULCE!

MófaXotu

El pan nuestro de cada día.

21439371_1434242019975463_755254431_o

El pan dulce en México es un alimento tan básico que llega a ser necesario.

¿A quién no se le antoja? ya sea una concha de chocolate, un puerquito de piloncillo, un volcán relleno de crema pastelera bañado en una suave capa de azúcar glas, una mantecada con suaves pasas, un suave moño cubierto en azúcar… una amplia variedad de panes son lo que caracterizan los hogares al rededor de todo México.

Los encuentras en la tienda de la esquina, en una panadería, mercados ambulantes, grandes franquicias, de casa en casa e incluso con servicio a domicilio. ¡El Paaan…! ¿Quién no ha escuchado este pregón por las calles de la ciudad y la provincia de México?… grito del alma del panadero, que nos evoca las formas, aromas y colores de una tradición milenaria.

Llegó a nuestro país por los españoles, grandes consumidores de este producto preparado…

Ver la entrada original 583 palabras más

Bloggers

El paisaje de la expectativa y de lo que cada uno ve.

Nuevamente tengo el gusto de leer un relato de Andoni y como la última vez me ha atrapado en sus renglones. Realmente lo conozco por las obras que he leído, o sea muy poco, y no podría aventurarme para definirlo con un estilo, por ahora creo que su riqueza está en su contenido metafórico. En este relato descubro un dialogo o discurso “detonador”, por así decirlo, para que el lector le dé un significado intimo a las palabras que nos comparte. Un limbo de ideas que finalmente uno terminara armando en un orden muy personal.
¿Me pregunto que reflexiones evoco en cada uno de los lectores?

Hasta pronto amigos del más allá.

La caricia del gato negro

El punto final 2Mi nombre es Ulises, soy tan joven que mi vida podría contarse en quince palabras, en un párrafo de apenas dos líneas, o en una frase de unas ciento treinta letras.

Siento la necesidad de conocer a mi padre. La idea ha surgido de la nada, como si, involuntariamente, le hubiese arrebatado ese deseo a otra persona. O como si esa persona hubiese proyectado su anhelo en mí.

No sé muy bien dónde buscar. Estoy en medio de un paraje sin principio ni fin, rodeado de árboles formados por símbolos que no comprendo. Camino por un sendero blanco en este extraño bosque creciente. El cielo es del mismo color níveo que el suelo que piso. Mi cuerpo es pequeño y está cubierto por una capa llena de esos símbolos incomprensibles. Y también de tachones.

Sigo caminando hasta que veo a alguien. Es un anciano encorvado que se mantiene en pie gracias…

Ver la entrada original 397 palabras más

Bloggers

De amores fugaces y perversos, emociones pobres y libertinas

Sofía nos cómprate un poema de Angie Pamela.

Emocionante, Angie me ha atrapado con sus pensamientos. Una oda al amor, a ese gesto que se va entretejiendo con la relación, una actitud casi consumida por la era contemporánea.
El arte que inspira el sentimiento del cortejo no debe cambiar y Angie Pamela lo recuerda muy bien.

Hasta pronto Amantes galácticos.

El silencio no es mi idioma

Un amor que me estremezca el alma, tan sólo al pensar en su nombre.

Un amor que me haga querer ser mejor, siendo yo misma.

Un amor a la antigua; que se vaya formando poco a poco de versos, de canciones, de momentos, de detalles y de besos.

Un amor que sepa que para llegar lejos, es mejor ir lento.

Un amor a fuego lento, construyéndolo día a día, dejando lo rápido, lo inmediato, lo efímero de lado.

Un amor lleno de eternidad; ya no quiero amores fugaces.

Un amor donde sólo seamos dos, dónde pudiendo elegir a cualquier otro, decidamos elegirnos solamente a nosotros…

Un amor que me observe como si se hubiera ganado un tesoro, el mejor de ellos.

Un amor que al observarlo, me haga sentir en la luna, en su luna; jugando con sus cielos, recorriendo…

Ver la entrada original 342 palabras más

Bloggers

Anécdota en el ascensor

Esta anécdota me encanto por que me recuerda ver el lado agradable a las cosas.

El silencio no es mi idioma

Una muy buena amiga me invitó el sábado a su departamento en Providencia para celebrar sus 28 años. Ella vive en el piso 16.

Luego de ingresar al ascensor, también lo hizo un señor de unos 50 años, canoso, de 1.55cm y con una apariencia descuidada. No me había percatado que él estaba tras de mí porque cuando estoy sola no me fijo en mi alrededor.

Lo curioso fue que cuando se subió al ascensor, estalló de la risa y su baba salpicó en mi boca y fue realmente asqueroso.Me limpié como si nada hubiese sucedido; lo entendía de alguna manera porque yo también me río así (lamentablemente, jaja).

Desde ese segundo supe que nuestro viaje en ascensor no sería uno común y corriente.

No dejaba de reírse, y mietras las carcajadas aumentaban su volúmen, me decía “disculpe señorita, ¡no sé qué me pasa!”, y yo sólo le devolvía la…

Ver la entrada original 314 palabras más

Antonio

¡Disponible en Amazon, versión Kindle e impresa!

Exploración de un Planeta Solitario Una exploradora investiga regreso de una especie extinta; el espíritu de la criatura ha traído destrucción y terror a los habitantes de un pueblo remoto. Ella tiene que encontrarla y aplacar su cólera antes de que termine con la población. Este es el mundo. Ahora el hombre sobrevive refugiado de… Sigue leyendo ¡Disponible en Amazon, versión Kindle e impresa!

Bloggers

(in)Finito

Encontré este Poema en Tiempo de Cenizas titulado “(in)Finito”
Me gustó porque sentí un tono reflexivo y hasta melancólico en sus imágenes, con metáforas y símbolos sobre la vida y el tiempo.

Tiempo de Cenizas

El tiempo gira a punto de ser

siempre vida.

Un tiempo tembloroso, que es

luz y penumbra,

cal y arena.

Un tiempo donde se clavan nuestras huellas en las playas de agosto y en las nubes de enero.

Siempre al filo de la finitud de nuestro mundo, en el que comenzamos a andar una noche sin memoria.

Una noche luminosa, semejante a la eternidad, a lo perpetuo,

al incomprensible infinito del sol,

que contempla el despertar del alba empañada de oscuridad.

Ayer. Hoy. Mañana.

Ver la entrada original